El mate y mucho más




Misión cumplida. 

Un Tema solicitado, 
 espero que te guste amigueta, 
 como también   aquellos timidillos 
 que son parte de este sitio.
 
 


Antes de desarrollar el tema sobre mate, es importante que conozcan su presentación y desarrollo, a continuación cito su estructura: 


  1.  Mitos e historias del Mate. 
  2.  El Lenguaje del Mate. 
  3.  Diferentes tipos de Mate. 
  4.  Como Preparar un Mate. 
  5.  Vídeo Youtube Mate 
  6.  Como se cura un Mate.


Mitos e Historias del Mate.

 


Primer Mito e historia sobre el Mate:

Yasí (la luna) quiso recorrer la tierra, entonces tomó forma humana y junto a la nube Araí caminaron por los montes admirando los paisajes. Era el mediodía, el ruido del bosque no les permitió escuchar los pasos sigilosos del yaguareté que las acorraló presto a comerlas. Apareció entonces un guerrero guaraní que mató de un flechazo al animal. Yasí agradecida, se acercó al bravo hombre y le dijo que como premio por salvarle la vida, encontraría al levantarse al día siguiente frente a su choza una nueva planta, la que debía arrancarle hojas, tostarlas, colocarles en un recipiente para luego agregar agua caliente y chupar con una cañita el líquido. De ese modo obtendría alivio a su cansancio, durante las largas jornadas de marcha tras una presa. Así lo hizo el hombre dando nacimiento a la Yerba Mate.


Segundo: Mito e historia sobre el Mate:

Cierto día, Dios quiso probar el comportamiento de sus ciervos, entonces descendió a la tierra acompañado de San Juan y San Pedro. Se internó en lejanos bosques llegando hasta el rancho de un viejito que lo habitaba acompañado de su hija, una joven virgen de singular belleza. La tenía escondida, para que su alma argentina no se contamine con la maldad de los hombres. Los recién llegados piden asilo al viejo que no duda en hacerlo compartiendo con ellos su mísera comida. En agradecimiento Dios convierte a la joven en la planta de Yerba Mate, que aunque la corten, vuelve a rebrotar, permaneciendo siempre verde y ofrece una bebida generosa para la salud.


Tercer: Mito e historia sobre el Mate:

Yarí - i vivía cerca de la selva misionera. Era bella y joven, y cuidaba con afecto a su viejo padre, un indio casi ciego que se había negado a seguir el curso de la nómade tribu a la que pertenecían. " Ya no tengo fuerzas para cambiar de morada - explicó -. Sólo les pido que se lleven a mi hija, cuya juventud merece la compañía de otros jóvenes y no esta soledad". Pero la joven afirmó: "Estaré donde tu estés; seré tu hija y tu hijo a la vez: aprenderé a cazar como hombre y a guisar como mujer". 


Y así fue. Solícita y cariñosa, Yarí - i pronto aprendió a pescar, cazar y a recoger los frutos de la apretada selva donde habían quedado. Su padre, agradecido, rogaba a Tupá que recompensara a la joven por tantos desvelos. 


Cierto día, apareció en la casa, un hombre con hábito de peregrino, que no era otro que el mismo Tupá. Yarí - i lo recibió generosamente, cazó y cocinó para él un exquisito agutí y le preparó una confortable cama. 


Al día siguiente, el peregrino se preparó para partir "No me iré sin recompensarte - dijo -. Haré brotar una nueva planta que llevará tu nombre, y tú serás, desde ahora, la Caa - Yarí inmortal". Diciendo así, el dios hizo nacer la yerba mate, cuyas virtudes refrescantes y terapéuticas son conocidas por todos los que la consumen.



Lenguaje del mate 







  • Mate amargo: indiferencia, no esperes nada, se acabaron las ilusiones.
  • Mate dulce: amistad.
  • Mate muy dulce: habla con mis padres.
  • Mate con canela: me estás interesando.
  • Mate con café: estuve enojada pero te perdono.
  • Mate con leche: amistad respetuosa, estima.
  • Mate con melaza: me preocupa verte triste.
  • Mate con miel: casamiento.
  • Mate con cedrón: acepto.
  • Mate con limón: prefiero no verte.
  • Mate con té: indiferencia.
  • Mate con azúcar quemada: simpatía, estoy pensando en vos.
  • Mate con cáscara de naranja: vení a buscarme, quiero que vuelvas.
  • Mate con ombú: tu visita es indeseable.
  • Mate con toronjil: disgusto.
  • Mate muy caliente: yo también estoy ardiendo de amor.
  • Mate frío: desprecio.
  • Mate hirviendo: odio.
  • Mate tapado: búscate otra.
  • Mate espumoso: te amo demasiado.
  • Mate lavado: andate a tomar a otro lugar.
  • Mate largo: visita poco grata.
  • Mate corto: quiero verte más seguido.
  • Mate encimado: mala gana. 



Diferentes tipos de Mate.  


  



















Como Preparar un Mate


Inseparable compañera de nuestra gente, esta infusión tiene sus secretos. Aquí le detallo los pasos para lograr un exquisito mate.

Utensilios
Llamamos "mate" tanto a la bebida como a su recipiente. La palabra deriva del quechua "mati", que designa a la calabaza que los indígenas utilizaban para tomar la infusión de "yerba mate". 


En Argentina se crearon mates con los materiales que ofrecía cada región: calabaza, fibra vegetal, asta, hueso, madera, oro, plata, loza, cerámica y hasta porcelana. Con el descubrimiento de las minas de Potosí, en 1545, muchas familias de la alta sociedad porteña encargaron recipientes de plata. Estos respondían a corrientes estéticas que influenciaron a los plateros rioplatenses. 


Cuando se compra un mate es necesaria su “curación”. Este es el proceso de adaptación del recipiente a la infusión. Para ello se llena el mate con yerba húmeda y se deja estacionar por el lapso de un día. Sólo admiten esto aquellos mates fabricados con materiales porosos, especialmente los de calabaza ahuecada, ya que sus paredes internas tienen la capacidad de quedar impregnadas con el sabor de la yerba e incorporan un matiz añejo. 


Los guaraníes calentaban el agua en una vasija de barro cocido. Con los españoles llegaron al continente los calderos de cobre. A mediados del siglo XIX la pava, que se empleaba en las ciudades, comenzó a ser utilizada por los gauchos en el campo. 


La bombilla es una caña delgada que sirve para sorber el mate. Tiene 20 centímetros de largo y medio de diámetro. La parte que se introduce dentro la yerba para que pase el líquido termina en forma de almendra con agujeritos. 






Preparación
Se puede elaborar “mate amargo”, “verde” o “cimarrón”; “mate dulce”, con azúcar; “tereré”, con agua fría y limón; y “mate cocido” o “yerbeao”, que se toma como el té. 


”Cebar” mate requiere conocimientos y cuidados especiales. En algunas familias antiguas sólo lo hacían sirvientas dedicadas a este arte, las “cebadoras de mate”. La palabra cebar expresa la idea de mantener o alimentar algo en estado floreciente. Esto significa que cebar mate no es el acto de llenar el recipiente con agua caliente, sino el de mantenerlo en condiciones apetitosas. Los pasos para lograrlo son: 


1. Vierta yerba dentro del mate hasta alcanzar las tres cuartas partes del mismo. Agregue una o dos cucharaditas de azúcar, si lo desea. También puede endulzar el agua. 


2. Tape con una mano la boca del mate, inviértalo y agítelo unos instantes. La finalidad de este procedimiento es lograr que las partículas más finas queden en la parte superior del mate. Esto disminuye la posibilidad de que pasen por la bombilla o la tapen.Vuelva el objeto a su posición normal. Cuide que la yerba quede inclinada, recostada sobre una de las paredes del mate. Se formará un pequeño agujero. 


3. Ponga el agua a calentar. Cuando esté tibia viértala suavemente en el hueco que quedó en la yerba. Deje reposar unos instantes. 


4. Con una servilleta tape el pico de la bombilla e introduzca el extremo del filtro en dicho hueco. Destape cuando haya encontrado la posición definitiva de la bombilla, así evitará que el filtro se tape. 


5. Cuando el agua alcance su temperatura óptima (antes de hervir) puede comenzar a cebar. 


6. Mantenga el agua a temperatura constante sin permitir que hierva (es recomendable el uso de un termo). Procure no mover la bombilla pero si fuera necesario hágalo cuando el mate esté sin agua. 


Algunos cebadores suelen agregar aditivos a esta bebida para modificar su sabor, aroma o apariencia. Los más comunes son: miel; cáscara de naranja o limón fresca o seca; gajos de menta, yerbabuena, poleo, cedrón, peperina, boldo u otro yuyo fragante; una cucharadita de café; yema de huevo revuelta en azúcar molida en cada “cebado”. También es habitual quemar azúcar y endulzar el mate con una porción del caramelo logrado. 






La “rueda de mate”
Se llama así al grupo de personas que comparte una reunión amenizada por el mate. El amargo proviene de la rueda del fogón y el dulce es característico de la cocina de la estancia o la casa colonial. Allí había siempre una criada dedicada a deleitar a los patrones o agasajar a las visitas con un mate. 


La rueda refiere al ordenamiento asignado por el “cebador” a cada uno de los participantes para mantener una distribución equitativa del mate. El objetivo es que el que acaba de tomar el mate no vuelva a hacerlo hasta que haya recibido el suyo cada uno de los demás integrantes. Cuando la reunión es numerosa, para no hacer tan larga la espera entre un mate y otro, suele haber más de un mate e incluso más de un cebador. Es frecuente haya una opción dulce y otra amarga. 


”Gracias” es la palabra con la que se expresa haber satisfecho el deseo de tomar mate y al mismo tiempo traduce el reconocimiento del “matero” hacia el cebador.






Vídeo Youtube Mate






Como se cura un Mate

El Mate lo puede preparar cualquiera, esa es una realidad, pero el buen Mate, es un privilegio de unos pocos, lo cual es otra verdad. Hoy les traigo un paso importantísimo en la preparación de un buen mate, lo cual los ayudara a disfrutar del Mate como corresponde. Yo particularmente, soy un fanático, cuido constantemente que el agua este a su temperatura justa, que el mate este bien curado, siempre limpio y seco (esto depende del material con el que este realizado), y demás detalles muy importantes a la hora de disfrutar este bellísimo y exquisito alimento.

El curado del Mate

Antes de la primera cebada, la calabaza de la Lagenaria Vulgaris debe ser curada indiscutiblemente. Curada, quiere decir limpiar y sacar los hollejos del interior de la calabaza hasta la boca. Este procedimiento se debe realizar con yerba ya usada en cebadas anteriores, la misma debe ser amarga. Esta, debe ser colocada en la calabaza hasta la boca, luego, se debe echar un chorro de agua caliente dentro y dejarla reposar durante un día entero. 


Al día siguiente, se debe desechar la cebadura y se debe raspar el interior con una cuchara para que así se desprenda el tejido blando restante. Una vez hecho esto, debe realizar nuevamente el procedimiento para poder limpiarlo totalmente. Al momento de cebar el Mate, el agua debe tener una temperatura de 80º C, y nunca debe hervir, ya que de esa manera quemaría la yerba.









Llegamos al final de este bello recorrido 

   

 que nos trae el Mate. 
 
Te invito un delicioso Mate- 
 
Cuál es tu Mate Favorito  

y cuál sería  el lenguaje de tu mate? 
 
Espero tu Respuesta 



2 comentarios :

La Soledad dijo...

Yo nunca eh tomado mate amiga curioso todo este escrito. Feliz Lunes. Besos

Alison Shanick dijo...

Anímate a saborearlo, no sabes lo que te pierdes.
Besos.


No dejes de comentar
Cada comentario es una caricia al alma


Entradas populares

Angel Wing Heart